miércoles, 16 de septiembre de 2009

Dos veces.
Dos veces.

domingo, 6 de septiembre de 2009


Shining
Shining
Shining
Shining
Shining

Cuando los pozos más profundos elevan sus paredes hacia arriba y abrazan mi realidad, llego a la certeza de que la soledad, es un lugar...
donde estamos todos, con los sentidos tapados.

Jesús.
letargo@live.com.ar


RUIDO.
sólo ruido y distorsión.





Esas cosas eran parte del tratamiento.

POSTA...

El filo de expresar algo sin caer en la apología.

"En mi cuarto", Vivencia:

En mi cuarto,
en mi cuarto se refugian las heridas
que me han hecho,
que me han hecho los golpes de la vida.

Allí nadie me molesta
ni critica ni protesta.
Estoy solo.

En mi cuarto,
en mi cuarto he vivido horas hermosas
en secreto,
en secreto aventuras amorosas.

Cuando mis padres viajaban
solitario me quedaba.
Acampanado.

En mi cuarto,
en mi cuarto tengo hermanos a montones
tengo libros,
tengo libros que aclararon mis errores.

Tengo a mano mi guitarra
cuando estalla una plegaria,
no estoy solo.

En mi cuarto,
en mi cuarto a trepado por mi cama
un amigo,
un amigo que salto por la ventana

Era el sol que acariciaba
dulcemente mi frazada.

No estoy solo
no estoy solo
no estoy solo
he descubierto la mañana.



"El amor que me faltaba", Vivencia:

¿Cómo gritarle a la gente
para que escuche quién soy?,
¿cómo expresar mis ideas
entre la gran confusión?.

Tengo los cinco sentidos
abiertos para el amor
tengo confianza en mi mismo
me doy sin ningún temor.

Hay una crísis humana
que se llama soledad
pero si nos sinceramos
ella tendrá que emigrar.

En mi cuarto
en mi cuarto ya no existen las heridas
se marcharon
se marcharon con los golpes de la vida

hoy ya nadie me molesta,
ni critica ni protesta
no estoy solo.

A mi cuarto
mi cuarto he regresado esta mañana
de la mano
de la mano del amor que me faltaba

Con el sol en mi ventana
recostándose en mi cama
no estoy solo
no estoy solo
no estoy solo
ella duerme acurrucada.


.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar

(Vibraciones intensas)

Y fui un predecesor de esa raza que hoy denominan "Emo". Hice todas esas cobardes cosas, pero me enorgullece -dentro de mi repudio- el haberlo hecho por una causa que creí justa por mí, para mí, conmigo y que salí de eso por verme en el remolino. Nunca lo hice público, no busqué compasión, ni lástima... [El texto sugiere ironía en el ahora inmediato] Pero lo cuento como algo más, simplemente, por que subo esta foto y no sabía con qué acompañarla. Ahí tenés, es la posta. 2005, 2006 y 2007.

Jesús.
letargo@live.com.ar

Aún no encuentro motivo por el cual mi piel haya tomado ese color naranja... onda dorado, ni me imaginaba -en ese entonces- que aceptaría tanto una fotografía de mi cabeza de perfil. Me han comparado con muchas otras personas. Me dijeron que parezco otro.

¡Soy yo, no más!

Me habrán llamado Jesús, pero... eso... es decir... soy yo. No soy el otro, tampoco.

.
.
*

Jebuz. (fóh, no redundo...)
letargo@live.com.ar

Esa gilada de la foto, era yo y ahora es parte de mí. Hoy juzgo esa apariencia que hoy me resulta estúpida, poco original (o sino, originalmente vulgar. Común. Innovador de basura. Reciclador, etcétera.). Digo que "no parezco yo", reconozco que me había olvidado. (¡Hola, Jebú!)... que con esa expresión quedo re marica, que esos collares sirven pero no, que son un adornito de distracción... que tener puesta una remera de La Renga, por más que yo sienta lo que sea por esa banda, no significa que sea más o mejor seguidor, ni que eso demuestre que sus temas me agradan en demasía. Veo mis rulos y me dan ganas de pelarme de vuelta. Bueno, eso. Más todavía me sugiere la foto, ¿algo más querés saber?... viví lo tuyo...

Voyeurista, serás como hoy.

Jebuz.
letargo@live.com.ar

Éramos jovenes, Felipe...

Che, si el futuro soplara al presente...
¿se desnudaría el pasado?.



Yo miro, no veo...

Mensajes simples, líricamente extendidos. No es poesía, pero lo es a la vez.

Este mundo de dualidades, origina sensaciones duales. Un hecho que consideramos satisfactorio nos produce placer y, si es obra nuestra, lo experimentamos como un éxito personal; a la inversa, si produce malestar sentiremos dolor y si tal hecho es consecuencia de nuestra acción experimentaremos el fracaso. No podemos independizar los hechos de las consecuencias que producen en nuestro sistema (psico-neuronal, diría) y es por eso que quedamos atados a ellas... sean propias, no, enajenadas o remotas posibilidades. A la vez, buscamos y se trata de revivir los hechos que producen sensaciones placenteras y huír de los que generan displacer.

Cuando entiendas que sólo se trata de ver el hecho, lo que es, independizándolo de las sensaciones gravadas en nuestra mente, desaparecería lo que catalogamos como "éxito" y "fracaso" y ante cualquier circunstancia que la vida nos traiga, responderíamos con una acción libre de valorizaciones... (suena tan simple...). ¡Basta de jerarquías!. Poder horizontal.

Las sensaciones de éxito y fracaso están inexplicablemente unidas, la vivencia de una presupone la desaparición de la otra y viceversa. Pero coexisten entre sí. Son "caras de la misma moneda". Generan un equilibrio. SON Y NO SON, POR ELLAS MISMAS. Si uno opta por una, deja otra de lado. Suena paradójico pensar que rechazar el fracaso, sería perder; puesto que no habría esfuerzo que amerite la victoria ("éxito")... sería deshonrado, vacío, falto de sabor... y aburriría demasiado.

Hace poco, oí una parábola que contaba de alguien que liberaba un genio, éste le concede tres deseos y él -entre esos tres- elige ganar siempre en el juego. (...) Siempre ganó, de ahí en más... hasta terminar padeciendo de un total aburrimiento, por que el juego ya no le resultaba placentero. No era juego, no había azar... estaba vacío. Despojado de los pequeños destellos de felicidad superflua, recurre al genio para pedir lo mismo de antes. Por supuesto que no pudo y vivió en desgracia. [¡por fin una historia con final trágico!]

Un camino simple, es dejar de lado el ego autocompasivo -que retroalimenta los pesares-, con justificaciones y enrredos que concluyen en la misma miseria del fracaso: Ansiar el vuelo, conseguir las alas y en el apuro de volar... te tirás del precipicio, sin haber aprendido lo que significaba la responsabilidad de tener alas, de volar. No sabías volar.
Si uno justifica el presente, como resultado de un pasado, no estará haciendo más que vivir su actualidad para preparar un porvenir. Valorando 'a medias' lo que transcurre hoy.
Si se toma conciencia de que hoy es hoy (recuerdo una frase de Par Mil, de Divididos) y todo lo demás es incierto, el círculo se limita a lo justo de las posibilidades seguras. Uno toma control de sí, comprende las situaciones y las utiliza de cimiento para recrear el ciclo, en una sola cara. Simple. [ esto me sugiere imágenes como la de una fotografía, en la cual, lo central, es nítido... mientras que lo demás permanece borroso... ]

Una mente sin adherencias supera todos los problemas, no porque se resuelvan, sino por que no se ata al resultado de los mismos. Detrás del afán desmedido por el éxito, está el deseo de placer que el éxito trae y cuando el éxito buscado no llega se cae la sensación de fracaso.

Cuando no se desea el éxito, desaparece la sensación de fracaso.

La renuncia al deseo, al deseo de sentir el placer que el éxito trae o al deseo inconsciente de evitar el fracaso, deja a la mente libre de adherencias y sólo una mente libre puede expresarse en plenitud...

- Ahora compartiré algo que he leído hace poco y me inspiró a -parte- de lo escrito anteriormente. A continuación, lo re-escribo a mi modo. No recuerdo quién lo dijo, pero acá va lo que entendí a mi modo:

"La renuncia al deseo es una actitud espiritual de desapego que permite obrar con libertad y aceptar las consecuencias que la vida trae, con toda naturalidad y desapasionamiento.
La renuncia al deseo libera la energía que se consume al estar pendiente del éxito o el fracaso y esta fuerza permite ocuparse de las cosas de la vida y no preocuparse de ellas"


Preocuparse: Ocuparse antes, en vez de hacerlo en el momento.

El renunciamiento al deseo, entonces, no debe interpretarse como carencia de sensaciones o desinterés por lo cotidiano; todo lo contrario: nadie puede vivir sin sensacionesy cuando éstas son agradables, condimentan la existencia y ayudan a vivir en plenitud. Pero la búsqueda incesante de sensaciones agradables menguan la capacidad de hacer frente a aquellas que no lo son y ahí empieza el conflicto; al no asumir los hechos tal cual son, dividimos la realidad y quedamos atados a esa realidad que nuestra mente ha creado con las consecuencias ya descriptas.

Podemos entonces afirmar que la sensación de fracaso es una creación de nuestra mente, una ilusión del sentimiento, una imagen sin realidad sugerida por la imaginación o por error de los sentidos.

Dos posibilidades imposibles, alimentando el dualismo de la acción-reacción, opinión-contestación... y toda la retroalimentación polarista. Hecho que se da, totalmente, cuando exista dentro tuyo la seguridad de ser superado. El fracaso te morderá un talón. Decime que no.

NO ELEGIR, ES ELEGIR...
(maldito diamante de la bendición)
equilibrio letal.
igualdad.
paz.
9


(uan) El Arte NO ES.

(chu) El Arte puede ser, es y será:

- Posibilidad.
- Relativo. (eso es obvio, para mí)
- Algo superfluo y representativo.
- La cáscara, nutrida del mensaje energético.
- Herramienta de acción.
- Materia de reacción.
- Catársis.
- Duda.
- Absurdo.
- Irrealmente real.
- Implícito.
- Y más.
-Menos.
- Igual.

.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar

Realidad capitalista epitelial. Superficie limada por críticas, interior devastado de inseguridad. Modificar el cuerpo de acuerdo a la preferencia ajena, dejando de lado la comodidad. En el otro polo, el supuesto de pudor -¿por qué?- de mostrarse tal cual se es. Ya me he aburrido de observar los mismos estereotipos de carne con mirada de maniquí, posando en cada lugar momentáneo.
Adornito extra + exageración = Falta de gracia, suma carcajada, suma arcada.

Machinismo
del futuro, hoy, preservando el ayer como un tesoro, postergando el devenir en un estanque de presencias efímeras, aunque con eco vital.

Los entes: sujetos y objetos gozan de la extinción por el hecho de ser únicos e imitables. La igualación se supone, la práctica dispone la realidad de los conceptos invariables. Predecir lo relativo, es metafísicamente posible, respetando todas y cada una de sus hermosas posibilidades como individuos sin jerarquía (he aquí la censura de posibilidades).
Límites necesarios.

Nadie es culpable, pero ninguno está redimido. Alguien impulsa, aunque cualquiera pueda detener la inercia del mensaje:

Extinción: ¡Ahí voy...!

Alucinógeno concierto lleno de trivialidades en la kermés juvenil. Depósito de adjetivos, peyorativas significaciones sin valor comercial. Materia gris en tu cabeza, se tiñe de vida ante los colores de ser auténtico en la búsqueda del propio beneficio y tranquilidad.



...Todos miran la misma manchita en la pared y ven lo mismo que les dicen que hay ahí...
(babosos)

viernes, 4 de septiembre de 2009



Verteros de labios quebrados,
zampoñas y quenas sonando...
Antiguo respiro en la boca...
Besos, besos de mi raza..

Perdido en la noche de silencio,
la tarde que se hace distancia.
Misterios que el tiempo descifra...
ese, ése es su respiro...

Siento quenas que en el viento huyen,
trayendo amores y silencios de las peñas
que encierran el sol en su corazón....

Entre airampos de luna,
zampoñas que en el viento huyen..
En viaje buscando el cielo un cóndor va,
como mi ser resucitará buscando la luz...

.
.
.

Inmensidad en la que mi alma buscaba el consuelo de verme situado dentro de un cuerpo que estaba cansado de penar...
Tan pequeño me reconozco al verme ante tamaña belleza que abruma la mirada..
Soy solo un caminante más, viajero sin rumbo preciso... Pasajero de éste tramo de tierra que se envuelve en tiempo, y busca hacerse realidad. Estoy acá, ahora, y no puedo evitar pensar en el ayer... es una especie de contraste. Creo ser, lo que quiero ver, ni más, ni menos. Esperanzador y hasta optimista quizá sea pensar en un futuro que conlleve nuevas luces al mañana, desde el hoy...

¿Para volar, necesitás alas?

.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar



Aunque creamos que por tener la capacidad de razonamiento, tenemos el derecho de creernos lo más importante de la creación ("visible"). Somos animales, actuamos por instinto.
Somos la única especie que amenaza con destruír todo, de un momento para otro. Los únicos que se esclavizan entre ellos.
Pensá si alguna vez, entre las demás especies hubo tanta rivalidad, y deseo de poder; también es bueno preguntarse ¿para qué lo buscamos?.

Las demás especies, son criaturas que conviven en armonía, respetando el ciclo de la vida sin pretender más de la cuenta. Ellos son eternos, porque no son conscientes de su muerte; tanto biológica, como energética.
El hombre se ha creído inmortal.
Todas las criaturas, menos el hombre, lo son, ya que ellas ignoran la muerte. No comprenden, no razonan, todavía (gracias, a quien sea) no se han reconocido mortales, no intentan comprender lo incomprensible, y viven prósperamente, sin pretender, lejos de toda preocupación. Es decir, sin anticiparse a eventuales hipótesis futuras... Su gracia, es no haber sido cargados por la desdicha de pensar.

¡Qué hermoso sería ser como un ave, o una flor!, que no conocen el fin...son parte de un ciclo constante, sin imaginarselo, siquiera...Simple y complejamente: "Son"...

Quizá el mayor orgullo de la creación, es el haberle otorgado a muchas criaturas la capacidad de no imaginar un mundo sin ellos. Y dejarlos que sean libres, en su mundo, nuestro mundo, para convivir en armonía durante su eterno paso por la tierra, por el agua, el aire, y (cada tanto) por el amado fuego...
El hombre, sin embargo, con su ambición y el deseo de prosperar, buscará satisfacer su ego, y el hambre sin razón...
Él vive prometiendo, vivirá gastando vida, intentará comprar todo, incluso al tiempo. Creerá que su dignidad se mide en la remuneración por su trabajo, y no por reconocerse capaz, de dicho trabajo... Se prometerá un "futuro" caminando por miles de ripios, dudando a cada paso. Muchos lo hacen, muchos se hacen, e intentan cambiar. Lo triste, es que lo intentan/intentamos solos...

Sólo los Dioses pueden prometer, porque son inmortales...
Nosotros, sólo somos trozos de tiempo encerrados en el espacio...El tiempo es la materia de la que ha sido creado el hombre. Y, seguramente, antes las distancias eran mayores porque el espacio se mide por el tiempo...Nosotros somos grandes vacijas, que no se llenan...sino que se cultivan: compartiendo.

Apelando contra las desgracias que nos hemos concedido, tal vez la mayor ha sido la de haber desarrollado tanto el pensamiento; estructurando sensaciones, tanto así como lógicas que acaban con la libertad de las cosas, ¿porqué no dejar que todo fluya? buscando las causas, no llegaremos a ningún lado... Comprender acerca de la trascendencia de las cosas, partiendo desde el presente, es más factible. El pasado ya fue, hoy podemos cambiar, el futuro es incierto...y puede ser mejorado. Todo depende de nuestra voluntad, empeño y respeto propio, tanto así como ajeno...

Nosotros, animales humanos, con el deseo de poder, terminamos por desprestigiar lo verdaderamente esencial para la vida en comunión armoniosa con la naturaleza. ¿Sociedad? Más bien, sería: Suciedad. Suena irónico haber denominado a éste conjunto de personas como "humanidad" siendo que lo menos que se hace, es respetar la condición fundamental de Ser, apreciando la persona en todo su esplendor, más allá de condición social, color de piel ó forma de pensar. ¿Humanidad?, ¿hermanos? Ésto es un incesto global; las deformaciones genéticas, tanto así como en la estructura de pensamiento, en algunos cerebros genocidas, ya se han hecho notar hace rato. Hijos de los hijos de Adán. Y aún así seguimos dependiendo del qué dirán, de lo que nos muestre la prensa, y optando por la apariencia, antes que por la esencia. Sociedad de facilismos, vagancia extrema, y desinterés por el entorno...

¡Volvamos al campo, donde todo renace!

Jesús.
letargo@live.com.ar


Identificarse según el propio y aislado pensamiento.
Alguien, quizá no logre coincidir concretamente en los suficientes aspectos que otros tiene sobre una subjetividad tan absurda y hermosa como, por ejemplo, el Amor... Es por eso que cuando uno opina ó da un punto de vista, florecerá el resto, enriqueciendosé el panorama. Para mi, eso es una sensación muy hermosa: El saber que se puede seguir descubriendo. Conociendo personas, pensamientos, y aprendiendo a confiar (amar).
Cada uno con sus criterios, experiencias, vivencias, dudas, temores y certezas.
Cada uno a su manera, reconociendose Seres Perfectibles. Muchos en la periferia del infinito, otros tantos arremolinados en un núcleo de teorías aún sin formular. Otros tantos sin preguntarse el porqué de las cosas, y siendo felices de no pensar demasiado. El resto se encuentra entre aquellos que piensan, que se preguntan las cosas, y no desperdician su existencia en el vanal intento de trascender sin conciencia emotiva. Hablaron de "salud mental", y debatieron sobre ella, buscaron la cura a enfermedades de pensamiento... empeorandolá aún más, ahogandosé en teorías ETERNAMENTE refutables...

"Voy a morir de un ataque de pensamiento"

.
.
.

Bienaventurados los considerados "locos", quienes no reconocen serlo, y no se atan a esa lamentable tarea de cosificar, y clasificar personas, según sus comportamientos...

.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar


Sólo podrá sobrevivir quien tenga la capacidad de ver más allá de lo que se les presenta.

Jesús.
letargo@live.com.ar



Me levanté tarde, y se habían ido. Siempre fue así. No tenía ganas de caminar, tampoco de respirar. Y sin embargo el horario y la humedad que provenía de la ventana me obligaron a salir de la cama. Estaba solo, como casi todo el tiempo, nuevamente. Fui hasta la cocina, di un par de vueltas, prendí el equipo de música en mi dormitorio; sonaba una canción de Divididos.
Sin ganas, todavía, seguí recorriendo la casa, haciéndome compañía con mi propia persona, caminando al lado de mi alma, también, sin ganas...

Intercambié un par de palabras con ella, y me fui a visitar a mi hermana. Tampoco estaba.
Al volver de ahí, preferí no sentirme más.
Me acosté nuevamente, y no me desperté hasta la noche, cuando mi hermana llegó con mi sobrina para que la cuidara, mientras ella se iba a no sé dónde. A cocinar. Cenamos spaghetti, y vimos Harry Potter mientras jugamos con plastilina. Ella, de tan solo dos años, feliz me contaba cómo había sido su tarde, junto a su perrita.
- Algo dentro de mi estaba intranquilo…
La llevé hasta su casa, y al volver medité sobre qué es lo que realmente está alterando mi no-sé-qué. Ya no quiero pensar más. Ni llorar, quiero. Duele, lastima, inquieta. Quiero paz, descansar, irme lejos de la ciudad. Muy, muy lejos.
Vuelvo a recostarme, y me observo. No siento lástima, ni miedo sobre la propia-desapropiación de mi Ser. Es una sensación total de abandono. Hacía dos días que no comía, hasta la cena de hoy. Mis venas están hinchadas, todavía: La sangre desea salpicar de colores, y regar el suelo, otra vez.
Vuelvo a encender la Pc para evadirme, y la vuelvo a encontrar. Todo se renueva, respiro…
Me quedo sin palabras ante su presencia, todo quiere salir al mismo tiempo, y se traba en la puerta de salida. Todo se enreda, ya no coordino ni mis pensamientos. Mil sensaciones,
Pero es tarde. Dice estar cansada, y se va. Quiero llamarla…

Quisiera…
Quisiera…

Desearía no desear tanto. Le temo al temor de perderte.
Siento que quiero dejar de sentir. Pienso que no debería pensar tanto.

.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar



Hoy hay marea lo suficientemente alta, para que las olas te cubran el genio..
Ves más allá a donde te alcanzan los ojos, plantando fotos de tu visión, vivencias y acordes de un riff eterno que suena en alguna playa del caribe...

Todo es distancia, cuando no hay recuerdos...

Aprovechemos los dones, y conversemos más años, con ó sin faltas de ortografía. Lo importante es que al final, siempre seremos los últimos en reír a carcajadas. La locura es nuestra hermana, y por eso hemos aprendido a ser más libres de lo normal...

Exiliados del estado, hermanos de raices escritas, dibujadas y pintadas. Nos queda el todo utópico por descubrir, y nos sobra el tiempo...

( Oír el mar, mirar sin ver las olas... )


Jesús.
letargo@live.com.ar


Todo es tardío por amar en época de lluvias. Cuando el león es malherido, sus rugidos se pierden en el vacío. Estoy hecho de tierra, solamente. Soy tiempo, encerrado en el espacio... Miro, y no me encuentro, me falta más tiempo, y llenar con algo esta cosa que late dentro de mi pecho...¿sos vos, ó a caso es mi ilusión de que te encuentres acá?
Todo vuelve a ser tan tardío, que no sé si llegarás mañana, con una sonrisa en los labios...Veo al animal comiendo los restos del asado, mientras se afeita, se peina y sonríe mirando a los ojos. Seguido a ésto, te estrecha la mano, y pronuncia blasfemias del más fino estirpe incultural...
Me doy cuenta que mis párpados son una de las causas de mi ceguera, que estira mi mano, en busca de unas tijeras...
Todo es tan tardío, que no quedará nada en una semana. Hoguera con mis dibujos y recuerdos, que por dentro estoy hecho cenizas...
Homenaje a la asfixia, y a la desesperación, el nene asustado, se esconde bajo las sábanas, por miedo a tomar una desición...

Todo es tardío, pero me condenaría mucho, mucho más, si fuera pasado...

.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar


¿Por qué te dicen qué creer?, ¿por qué han marcado tu enseñanza, haciendote mirar para un sólo lado?, ¿por qué hay cosas que "no deberías" conocer/saber o dudar?.

No ampliaré sobre el tema de la libertad, por que es algo ya muy trillado e igualmente no pretendo imponer mi modo de razonarla conscientemente. Es irónico: La libertad, no es libre. Es presa de sí...

Me veo desde algún punto y siento/soy -obviamente- un necio más que a veces baja para enrredarse en las particularidades del pensar. Bajo las filosofías y sus conceptos, la ciencia y sus aciertos, la fe y su estructura inmovible, fija e intrascendente: Ahí están...

La nueva raza nos sucede. Para decirlo de otra manera: somos los predecesores de lo que hemos deseado, de aquello por lo que hemos y estamos anhelando, esperando. El presente está llegando y se hace posible a medida que creemos en él, en vez de ocupar conciencia útil en eventos utópicos o no tan seguros como lo que ya se encuentra a nuestra disposición. Hemos de cuidar y mantener el estilo propio de crecer, de confiar en nosotros - ¿de qué manera? - Para ser más eficaz, extenderé algunas ideas, no revolucionarias, acerca de lo que implica el principio del cambio, recordando que esto no sale de mi, ni en búsqueda de un beneficio ni esperanza de ser engrandecido; tal vez sí humillado, a ver si aprendo algo.
Qué irónico y contradictorio es auto-denominarse humilde, cuán absurdo es -muchas veces- tratar al ego como un enemigo, o tanto así como lo es pensar que es lo único que importa, si a nivel personal, único, individual, no somos algo completo. Somos la base propia de un eslabón más, de un peldaño, de un diente de engranaje, o algo más... (basta de metáforas, Jebuz).

Con sólo comprender que para llegar al equilibrio, entrando en armonía sin reconocer adentros ni extensiones hacia afuera, veremos que la verdad no es más que una de las tantas realidades que circuncidan esta dimensión barata, fruto de unos cuantos ecos. Somos el resultado de un aplauso, la consecuencia de un tropiezo, somos el lazo que materializa lo inexacto y lo maneja como estandarte durante su estadía en cada ubicación y cuerpo que va amoldandose a su forma y viceversa.

¿Cuándo entenderán, algunos, que no se trata de agregar, sino de ir puliendo, para obtener algo de mayor pureza y valor? Muchos, demasiados serán los conocimientos que has heredado de quienes te rodean, tal vez ya traigas algunos desde antes y hoy al recordarlos -por vivenciarlos- te dan esa reacción interna o intuición de creer que estás viviendo una premonición. Recordaste lo sabido, eso es conocer.
Soy un idiota. El tiempo ha cedido. Hoy no estás ni te vas, no te fuiste ni siquiera has existido. Apariciones momentaneas, recuerdos absurdos de lo que hoy anhelás...

La cadena, está enlazada. El círculo es una línea recta unida por sus extremos, ¡¿tanta ciencia hace falta para darse cuenta?!...
.
.
*

Manga de changos, me voy...
me cansé de que me abracen tus pupilas.

¡Buenas vibras! ^^

Un abrazo,
Sé vos.

Jebú.
[ Algunos algos son relativos... ]
letargo@live.com.ar


He encontrado una curiosa recopilación de artículos que abordan el tema del internet y la escritura. La lectura es larga, pero escencialmente hablan sobre las ventajas y las desventajas de escribir en la red, de cómo la escritura se ha vuelto descuidada, poco pulida, de cómo lo importante es el contenido y no la forma, de cómo la inmediatez sustituye a la reflexión y de cómo la literatura hecha desde los blogs carece, en su mayor parte, de oficio. Pero no todo es malo. También se habla de cómo la red favorece la comunicación, de las excelentes herramientas al alcance de todos y, por supuesto, del efecto democratizador que internet ha tenido sobre el oficio de escribir, de cómo cualquiera puede poner sus pensamientos en línea para que otros los discutan, los critiquen o los desechen. Para los habituados al viejo estilo de escribir, la brevedad con que deben ser transmitidas las ideas es un reto, o una tortura. Condensar las ideas, ponderar los recursos estilísticos y renunciar a las largas digresiones es, para ellos, una tarea que demerita el ejercicio literario. Para otros, se trata de una apuesta por un nuevo estilo, con reglas diferentes y que puede ser llevado a buen fin para lograr el último de los objetivos de la palabra escrita: Comunicar.

http://www.10zenmonkeys.com/2007/10/05/is-the-net-good-for-writers/


Retumban tambores en cada línea marcada con pasión...


¡Y chillar quedó atrás!

Equilibrio




Hablar en primera persona, es desvincularse bastante de nuestro entorno. No soy yo solo. No va por cuestión de personalidad diferenciada ni, mucho menos, aquello a lo que hemos denominado Ego. Muchas veces veo como algunas personas se refugian en otros, toman estilos, modas e imágenes que no les pertenecen para poder adaptarse a alguien o algún grupo. Es triste. Es triste diferenciarse. Pero también tiene su lado positivo, ¿por qué no?: - Uno puede brillar por sus capacidades, o destacarse por ser un desastre en algo en particular. Pero caretearla para simular, dar vueltas -calificándose- incapaz de algo, por falta de voluntad y empeño, ponerse de careta a otro para resaltar; eso si me parece degradante. Uno es capaz, puede. Pero, ¿por qué nos gana la vagancia, la comodidad? Por momentos veo como la realidad llega a abrumar mi mente. Las voces que imponen, el humo y las publicidades nos dejan sin aire. Desearía que los mensajes que recibimos a diario, no sean una búsqueda de aprisionarnos y hacernos parte del sistema. Desearía que los gestos de los gobernantes, de las compañías, de los trabajadores, no vayan solo por el simple y egoísta crecimiento personal. Somos, gracias a todos. Gracias a vos, a mi, a aquel y aquella. Solo así, SEREMOS. ¿Qué más estresante que oír pedidos, insultos, gritos, imposiciones? Cuando todo lo que poseemos, podemos ofrecerlo por el bien reciproco. Sé que puedo no ser comprendido, pero les comento por experiencia personal, que cuando uno da sintiendo que se desprende de algo que necesita y no que le sobra, se siente maravilloso. Es como si algo nos acariciara de manera indirecta el alma. La bondad, respeto y solidaridad (que tanto cuesta, pero vale aún más), podrían llegar a ser gran parte de nuestras vidas si les diéramos lugar, antes que a los prejuicios que giran en torno al que es miembro activo de su fe y goza de buenos valores. ¿POR QUÉ DESCONFIAR DE QUIENES AYUDAN Y APORTAN ALGO BUENO A LA SOCIEDAD? Miles de seres solidarios, viven otorgando al prógimo partes de su salario, de su tiempo. Se piensa que estos valores sólo se encuentran en personas quienes van a iglesias, horfanatos, asilos, conventos, pero no se reconocen los gestos mínimos como acciónes solidarias: una sonrisa, una caricia, una mirada, incluso, pueden más que mil toneladas de alimentos orgánicos. Han segmentado hasta la fe. Cada uno está encerrado dentro de un dogma y parte sus pensamientos, de acuerdo a sus propias creencias y las ideologías de su entorno. Sociedad fundamentalista. Alimentan su ego pisoteando miles de hermanos, sólo por querer sobresalir. Buscan poder: el mismo que luego que es conseguido, los encandila y les impide mirar. Ahora ven con ojos terrenales e impuros. No sacrificarán un solo centavo a cambio de un estómago lleno de algún ser, pero si calmaran su sed de elogios, afichando las calles con sonrisas hipócritas, para seguir escalando clases sociales. Mientras unos tantos viven en su riqueza material, otros gozan de una plenitud aún mayor en valores, pero sin costos materiales. El hecho de compartir, sinceramente con voluntad de dar únicamente, se ve recompenzado en grandezas que no soy capaz ni de imaginarme, siquiera, pero doy fe que existen y cada tanto tropiezo con gente que en su mirada refleja la esperanza de creer. He leído en una obra de Molliere [ "El médico a palos"] Que 'la dicha, prescinde de riquezas', y lo puedo ver claramente. Es, cada tanto, mi realidad y la de muchos otros. ¿Cuántas veces hemos llorado de alegría?, las lágrimas y ese nudo en la garganta pueden desatar miles de sensaciones que encienden otras tantas millones de esperanzas para poder seguir. Se abren caminos, se encuentran personas fuera de uno mismo y se comparte haciendo aún mayor esa alegría. Ahora bien, voy en contra de muchísimos medios de difusión masiva que, con el morbo a flor de piel, difunden imágenes cruentas, dolorosas, tan friamente. ¿Para qué? Aún, no lo sé y no deseo adentrarme demasiado, tampoco. Cuando tantas cosas hermosas suceden, sólo se nos muestra el lado negativo, cruel, sangriento. [y así crecemos] Tanta negatividad, polarismos. Blanco, negro, ¿y sus matices? No estoy planteando que sólo pasen sonrisitas en la tele, ni que se ande simulando bienestar por ahí. Sería ilógico siquiera pensarlo. Sino fijarse que que se podría equilibrar un poco y demostrar que no todo está perdido. Ni la juventud ni la vejez biológica decidirán sobre la lucidez de un alma bondadosa. Todos podemos y pocos quieren -compartir-. Se está temiendo por no confiar en el otro. Y si no se habla, no se conoce. Si no se conoce, no se crece; y así seguiremos: estancados. Me hago parte del mensaje, de la palabra de alguien que dijo que el cambio empieza por uno mismo -Ghandi-. Dale, tratá y luego tratemos. Si no habla uno mismo, ¿quién lo hará?. ¿Esperar?: Buscá una posición cómoda para esperar, che. Hacelo por vos, hoy y no para vos, solamente.

.
.
*

¡Buenas vibras, gente! ^^
Un abrazo,

Jesús.
letargo@live.com.ar



Agitá tu cabeza de vez en cuando, quizá enlaces un par de anillos que te trasladen hacia el brillo, por el camino de la luz. Toda esencia, irradia su fervor. Cuando mi voz descanse, otras más resonarán en mi honor, a favor de lo que una vez pude querer comenzar; ya lo verás. Pulmones verdes, dando frutos que alimentan...
Las maquinarias, procesan los datos de involución. Reemplazan mano por hierro; suavidad que perdió el tacto sentimental...
La voluntad no perderá la esperanza, aunque tapen organismo con chatarra. Sistematizado descenso, en picada; cae abruptamente la razón...

Jesús.
letargo@live.com.ar



Cualquier sacrificio fue en vano....
...sin embargo se creyó necesario.

Jesús...
letargo@live.com.ar


Hoy, llueve. Pero...
















Desde abajo, lo que está arriba se ve más pequeño. No sólo cuando estás arriba todo queda plantado a tus pies...
Cuando lo grande se vuelve invisible, y lo pequeño toma mayor nitidez, lo fugaz pasa a ser eterno, mientras la eternidad cabe en la yema de tus dedos...


Jesús.
letargo@live.com.ar

El soñador:
















(Aunque lo veas a simple vista...)
(...no significa que esté presente.)


Armonía de colores, sonidos y aromas de la flora autóctona. Sensaciones indescriptibles por las palabras. Mi alma flotó acariciando cada lugar y momento, con la mirada...

Atentos y pasivos, cada uno de mis sentidos captaron la esencia del entorno. Vibraciones energéticas recorrieron mi cuerpo, avivando mis mejores sentimientos, trayéndolos a un primer plano, dejando atrás el dolor...

Hice muchos bocetos, para recordar lugares en mi memoria. Sé que luego serán plasmados en pinturas, y canciones. Ya he visto dichos paisajes proyectados en sueños, anhelando volver a su encuentro...

...Increíble la paz que se siente en ese camino...


Jesús.
letargo@live.com.ar

Mastico fealdad
y
escupo belleza.

Vomito moda
y
cago Rock.


Jesús.
letargo@live.com.ar

Somos como placas filmográficas,
nos revelamos en la oscuridad...

Jesús.
letargo@live.com.ar


¿De qué me sirve aprender, si sigo sin entenderlo?

Lo complicado no es entenderlo, sino QUERER entenderlo.

Jesús.
letargo@live.com.ar

















Ser excesivamente complaciente con una mujer es una forma de machismo más simple, pero igual de discriminatoria. Creo que por eso, entre mujeres, rivalizan tanto
...

Jesús.
letargo@live.com.ar











¡A punto de estallar!, otra vez, desde el océano.


Jesús.
letargo@live.com.ar

























Los hombres no somos simples...

...NOS HACEN SIMPLES.


Jesús.
letargo@live.com.ar

El ser humano tiene dos condiciones:

1) Tener el control de absolutamente todo.
2) Y no ser controlado por absolutamente nada.


Jesús.
letargo@live.com.ar


La moda, es el disfraz de los mediocres.
No todo el mundo puede tener un excelente mal gusto...

Jesús.
letargo@live.com.ar

Y me preguntaron acerca del pudor, de la vergüenza, ¡de la inocencia!. Sólo dejé que respondieran ellos mismos. Igualmente mis palabras serían utilizadas en mi contra.

- ¿Y qué les respondiste?

- Sólo quise saber, primero, qué pensaban ellos de lo que me preguntaban y de esa manera, deducir qué es lo que querían que dijera.

- Entonces...

- No, pará... me contuve, hice una pausa y les retruqué la apuesta, preguntando: "¿Qué es la inocencia sino el desconocimiento hacia la vida misma?"...

- Ah, les hiciste "la psicológica", jé...

- Me contestaron con violencia.

- ¡Noo!, eeh..

- Eh, pará... Diciendo que mis placeres son impuros. Mirando mi ropa y peinado, opinaron sobre mi esencia. Hasta se burlaron de las cosas que no sé. ¡Qué ironía!, reírse del pozo, viendo sólo el parque a su alrededor...

- ¿Y no hiciste algo para frenarlos?, es una falta de respeto, che.

- No, eh... son policías, viste...

- Eso no tiene nada que ver, ¡son como vos, HOMBRES, ante todo!.

- Y sí, es verdad. Pero cuando me levanté de la silla, uno se paró y me empujó contra la pared. Dijo que yo no soy ningún vivito que va a cuestionarlos, que "acá, a las preguntas las hacemos nosotros", dijo.

- ¡Violencia física!, ¡y encima te amenazó!... bueno, impuso respeto...

- Cuando quise sacar su mano que me apretaba el hombro contra la pared, me pegó un cabezazo. Quedé tirado en el suelo... me sangraba la jeta...

- Y ahí fue cuando actuaste, ¿no?.

- Sí, pero eso no es actuar del todo, es vivir.

- Ah, ¿no te tiraste a propósito?

- Yo no vivo en el escenario, che. Hago teatro pero fuera de ahí soy un gil como vos, como cualquiera. Con los mismos derechos (o no), con temores, ambiciones, creencias y vicios...

- Uh, entonces fue duro el golpe...

- Sí, pero después de eso se calmaron y me dejaron ir... bajo amenaza, bla, bla, bla... que si me ven de vuelta por ahí, "me meten fierro" en el bolsillo y me detienen por meses...

- ¿CÓMO?.

- Claro, si me ven por ahí de vuelta, me detienen, dicen que me encontraron un arma, me la depositan ellos y caigo en cana. Todo por cumplir con los 50 detenidos por día que hay que tener por comisaría, ¿a vos te parece?.

- UH, no sabía de eso, ¡qué cobardes!, detienen a cualquiera, por cualquier cosa, mientras el resto sigue robando... Pero bueno, zafaste. No te pintaron los dedos, ni labraron acta...

- No... y tampoco me hubiera importado. Por más que lo hubieran hecho, yo no dejaría de gritar ni desnudarme en público.

- Amás romper las leyes. Sos un cara rota, eh...

- Lo único roto que saqué de todo aquello fue un labio y la vergúenza...

- ¡VOS, ¿VERGÜENZA?!

- Es un decir, nomás... jé...

- No aprendés más vos, eh...

- No, pará, sí... sí que aprendo. A mi modo, pero aprendo. Por ahí voy armando conceptos y certezas que me sirven como escaloncitos para ir zafando de lo que ya he visitado... sigo elevandome sobre ellos y... me fui de tema, ¿no?.

- Dale, seguí, a veces delirás copado. Dale...

- Nah, eso... sobre lo ya aprendido, uno se para encima y puede ver más lejos... como... esa parábola que cuenta Umberto Eco en "El hombre de la rosa"... la del enano y el gigante...

- ¿Cuál?

- Eh, pará, siempre me das pie a que delire. No soy el protagonista de esto, ¡contá vos tus cosas!.

- ¿Qué?

- Jajajaja, cierto, esto es un monólogo, pero va montado sobre clichés que me juega la vocecita esa...

- Ya me desnudaste...

- Pf, no sé, a ver... ¿en qué estábamos?

- Lo del enano y...

- ¡Ah!, sí, que dice: "Somos enanos, pero enanos montados en los hombros de esos gigantes, y en nuestra pequeñez nos sucede algunas veces de ver más lejos que ellos en el horizonte."

- Wow, uh... profundo... cala hondo...

- Y sí, aunque esto ya me está frustrando.

- ¿FRUSTRANDO?.

- Sí... a veces los contrastes me dan lecciones, como esto... y cosas que pienso; no tienen relación más que el ámbito que comparten en mí, cuando las tomo y traduzco. Están en la misma sala... son parte de un collage... y se mezcla todo. No sé qué decir ahora...

- Y largá alguna, dale...

- No sé, ¿sobre qué?...

- Una conclusión... ehm... sobre tu estadía en la comisaría.

- Pero a eso lo inventé, che. Empezó como excusa para decir un par de cosas y va concluyendo en este monorelato a dos voces.

- ¿MONORELATO?

- Monólogo... híbrido con relato, algo así... ¡una mezcla!

- Tenés una ensalada en esa mente...

- Y sí.

- Bueno, ¡DALE!, terminemos con esto. En un rato deberías...

- ¿DEBERÍA QUÉ?.

- Ya sabés, si vos estás escribiendo.

- Bueno, pero... estabamos jugando a que eramos dos diferentes...

- Basta, ¡EH!, hola... ¡SOMOS...! :)

- SOMOS. :)

- ¿Conclusión? ... tanto relato, para decir que:

"La creación más sublime es un placer comparable a la más absoluta destrucción..."

Fetiche de Inocencia.
Algo muy valioso y perecedero del ser humano...

Oh baby, baby....

.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar



















PReso de tu ilusión, vas a bailar...

jueves, 3 de septiembre de 2009


- Continúo hipotetizando, mientras analizo un par de certezas antes que se vuelen.

"La verdad no existe, sólo las valoraciones"

La verdad es un error, no importanta donde nos paremos. El extremo del anillo siempre será donde pises vos, o donde pise cualquiera. El ser "filosofo" es ponerse a un lado del anillo y reirse de su eterna fatalidad... Alguien más se estárá riendo de nosotros, y será la vida. La unica salidaa al error, es el arte y la muerte.
No se nos ha concedido la inmortalidad porque nada hay más peligroso que un hombre sin temor. Temer es un signo de impotencia, y sin embargo es necesario para que seamos útiles al cuerpo social. Si la moral resultase, como quiere el Darwinismo, una prolongación de las costumbres heredadas de nuestra prehistoria animal, no se entendería que una de sus bases más importantes fuera algo tan dependiente de factores externos como el temor - y, por tanto, algo no heredable...


.
.
*

Jesús.
letargo@live.com.ar

"La Imprudencia"


- " Pero si a mi nunca me va a pasar... "
- ¿Cómo?


Che, compartiré algunos criterios:
Hay un 99% de probabilidades que NO sepas o intuyas el futuro venidero y sólo estés proyectando tus anhelos. Aunque tenga mi certeza de que el tiempo es esférico, con textura de montañas que al subirlas, uno se permite volver a divisar hechos y acontecimientos fuera del ahora. Los pronósticos fallan continuamente... más bien se trata de vivir el momento, anticipandose a lo deseado: aportando por hoy, para hoy. Si a vos no te interesa ni preocupa lo que suceda, no involucres a otros en tus hazañas. Respeto, respeto, respeto. Conciencia, pensamiento/sentimiento... No hace falta aclarar tanto, ni explayarme sobre el tema ese, sino más bien focalizarnos en lo que tenemos en frente todos los días: al ver la TV, escuchar noticias por la radio, salir a la calle, leer periódicos ó charlar con alguien. Estamos en medio de un remolino gigante, un cambio constante. A cada momento se cierran etapas, nacen nuevas cosas, dejando atrás otras. Es un hecho. Estoy convencido para mis adentros que el concepto que se tiene acerca del término "HISTORIA" es sobre el PASADO, y no se piensa que es un PRO-CE-SO del que somos parte. Lo que hagamos hoy, es el eco de lo que resonará mañana. En palabras viejas, sería: Causa-efecto, ¿hablamos de consecuencias? No me parece, puesto que tampoco hay casualidades, sino causalidades (una cosa, conlleva a otra, y así sucesivamente) Es un proceso de construcción, y destrucción; o ‘ciclos’, como prefieras llamarles. Hoy buscamos hacer justicia por hechos del pasado. Hoy, lloramos muertes (¿ah?) [vos perdiste contacto FISICO con esa/s persona/s, pero él/ella ha perdido contacto abierto con TODOS los que formaron parte de su mundo] Las cosas, y ‘no cosas’ no acaban, no existe el fin. Se puede mantener el contacto, con el único costo de no dejarse ilusionar por la realidad escenográfica en la que uno se sitúa. Acá está quien vos desees...
La muerte es el olvido. Olvidémosla.

Existe un término llamado “Trascendencia“ que es como evolucionar, pero con un principio básico: El discernir, que no se trata de asimilar, ni aceptar las cosas tal cual nos las presentan, sino de comprender que cada cosa que sucede, aporta (más de lo que desearíamos, y podemos creer). Ya buscaré un escrito de hace bastante, en el que abordo el tema del fin, de la muerte y el temor/rencor que tenemos para con ella…
No existe la muerte, mientras exista el recuerdo…

.
.
*

¡Emerjamos! :)

Sé vos, a tu manera...
Un abrazo. ^^

Jebú.
letargo@live.com.ar